CONSEJOS PARA HACER MÁS AMIGOS

Suma nuevas personas a tu vida

A medida que crecemos, hacer nuevos amigos y conservar los que ya tenemos se puede hacer más difícil. Como adultos, a veces no hay tiempo para salir con los amigos o no hay oportunidad de conocer nuevas personas, porque nuestra vida se limita al trabajo o a los compromisos familiares.

Sin embargo, a cualquier edad tener amigos puede enriquecer nuestra vida.

people-1230872_1280.jpg
















Sentir que tenemos buenos amigos nos beneficia emocionalmente porque tenemos la confianza de que nos apoyarán y escucharán si tenemos un problema. Además, su compañía nos relaja y motiva a perseguir nuestras metas.

¿Por qué hacer nuevos amigos?

Si quieres tener más amigos lo primero que tienes que preguntarte es por qué. Muchas veces creemos que necesitamos más amigos porque la sociedad nos ha vendido la idea de que tenemos que ser populares o de que necesitamos un grupo de amigos para ser felices. Cuando, en realidad, esos sólo son prejuicios. Es posible que una persona se sienta perfectamente feliz si tiene solo un buen amigo o si está atravesando un momento en su vida en el que no tiene amigos. Sin embargo, si de verdad deseas hacer nuevos amigos, en este artículo te damos 10 ideas para conseguirlo:

Únete a un grupo
En internet hay muchos grupos que se reúnen por un interés en común. En Facebook, hay una lista de grupos de personas que se reúnen para practicar un idioma, hablar de negocios, recetas de cocina, jugar juegos en línea, etcétera. Es una excelente oportunidad para conocer personas y de paso hacer algo que te guste.

shutterstock_1352912441.jpg



















Da el primer paso
No te quedes esperando a que tus amigos hagan planes o te inviten a algún lado. Si tú das amistad, es muy probable que recibas amistad. Por eso, proponles a tus amigos algún plan. También puedes pedirles que te inviten a alguno de sus planes con sus otros amigos. Así, tus amigos podrán conectarte con otras personas afines.

cup-2884058_1280.jpg



















Inscríbete a una actividad
Piensa en una o dos cosas que te gustaría aprender o en habilidades que necesites adquirir para crecer en tu trabajo o para tener mejor salud. Puedes trabajar en tu inglés, hacer deporte, tomar clases de cocina, aprender a bailar, etcétera. Es posible que no tengas mucho tiempo para hacer estas actividades, pero valdrá la pena porque te distraerás, aprenderás algo y conocerás más personas.

shutterstock_1051920485.jpg
















Únete a la conversación
No basta con acudir a alguna actividad en grupo, debes mantener una actitud abierta y positiva para convivir con las personas. Porque si vas a un lugar y estás con los audífonos puestos o concentrado en el celular, quizá los demás no se animen a hablarte. Por eso saluda, pregúntales qué tal su día, cuáles son sus planes para el fin de semana, porqué se inscribieron en la actividad, cuánto tiempo han acudido, etcétera. Si te invitan a algún lugar, considera ir. Y si estás en el trabajo o en la escuela, aprovecha que tienen un objetivo en común, puedes preguntarle a algún compañero si puedes estudiar con él para el examen, por ejemplo.

Ten algo que contar

nature-2576652_1280.jpg




Mantente actualizado, lee libros y revistas, ve las series que estén de moda, investiga de los temas que te interesan, estudia o ve las noticias. Así tendrás algo de qué conversar con las personas que conozcas y ellos se sentirán atraídos a ti porque pensarán que eres una persona interesante.




Ábrete a todo tipo de personas
Algunas veces no nos acercamos a las personas porque son diferentes a nuestro grupo de amigos o a nosotros mismos. Cada ser humano tiene algo especial que puede aportarnos, no descartes una nueva amistad sólo porque se viste diferente a ti, tiene distintos gustos o incluso si su edad no se acerca a la tuya. Enfócate en los puntos positivos de los demás. Conocer a alguien diferente puede ser muy interesante y abrirá tu mente.

shutterstock_137165927.jpg



















Práctica
Las habilidades sociales mejoran con la práctica, si estás en contacto con diferentes personas todos los días, te sentirás más confiado para entablar conversaciones. Empieza con conversaciones cortas si lo prefieres, no importa si te sientes nervioso al inicio, aun así inténtalo. Ya que, si estás encerrado en casa mucho tiempo o llevas años frecuentando exactamente a las mismas personas, tus habilidades sociales se “oxidarán” y te costará más trabajo abrirte con nuevas personas.

shutterstock_1140067616.jpg



















Sé tú mismo
En ocasiones, por falta de confianza o miedo al rechazo, escondemos nuestra verdadera personalidad y decimos o hacemos cosas que normalmente no haríamos para caerle bien a los otros. Pierde el miedo y practica ser auténtico con personas con las que no sueles serlo. Puedes hacerlo poco a poco. Aquellas personas con las te puedas desenvolver con naturalidad te harán sentir muy bien contigo mismo, sabrás que te aceptan tal como eres y disfrutarás mucho su compañía. Y no olvides que ser tú mismo implica mostrar un poco tus problemas. Cuando los demás perciban que también tienes defectos, se sentirán más cómodos y también se abrirán contigo.

Sé persistente
Hacer nuevos amigos es un proceso. No va a pasar de la noche a la mañana. Es necesario hacer un esfuerzo, la amistad muchas veces no surge naturalmente como escuchamos. Debes dedicarles tiempo a las personas e interesarte por ellas. Hay días que no te apetecerá saludar o hacer un poco de conversación, pero ten en mente que tu esfuerzo no será en vano.

shutterstock_209933371.jpg




















Cómo lidiar con el rechazo

Por último, en el proceso de conocer nuevas personas quizá te enfrentes al rechazo. Si esto sucede, no lo tomes personal; algunas personas congenian y otras no. Tal vez al principio si alguien no desea iniciar una relación contigo, puede ser doloroso. Pero he aquí una receta efectiva para que cada vez te importe menos: acepta el rechazo, no busques razones para justificarlo, sólo permítete sentirlo y verás que poco a poco te dejará de importar.

shutterstock_268226264.jpg



















Algunas consideraciones adicionales:

  • Mantén tus expectativas realistas. Cuando éramos niños o adolescentes, las amistades solían ser más intensas, pero como adultos no es común tener un “mejor amigo o amiga” con el que podamos compartir todo (de hecho, muchas cosas pertenecen al ámbito privado y no es necesario compartirlas). No te decepciones si una amistad no es tan cercana como quisieras, cada relación te aporta algo sin importar la intensidad.
  • Las personas no son perfectas y cometen errores. Un buen amigo a veces te decepcionará, eso no significa que su amistad deba terminar. Sin embargo, considera alejarte si esa persona es agresiva, te hace sentir mal contigo mismo o te pone en situaciones riesgosas.
  • Aunque está muy bien querer relacionarte más con otras personas, cuídate cuando se trate de alguien nuevo; si deciden salir, que sea en grupo o en sitios públicos, no te subas a su automóvil o lo recibas en tu casa e informa a alguien cercano con quién irás. Estas medidas pueden parecer exageradas, pero por desgracia son necesarias.
  • Los amigos pueden ir y venir. Por más que nos gustaría, las amistades no son para siempre. Disfruta de tus amigos mientras estés con ellos y si por alguna razón se van, no sufras. Siempre puedes retomar la amistad después o conocer personas que sean más afines a ti en este momento.
shutterstock_150194708.jpg




















Fuentes:

-Nicuesa, Maite, Cómo ser más sociable y hacer amigos, Psicología-Online, 2018, consultado el 31 de enero de 2019 en: https://www.psicologia-online.com/como-ser-mas-sociable-y-hacer-amigos-540.html

-Nicuesa, Maite, Cómo hacer amigos nuevos a los 40, Psicología-Online, 2018, consultado el 31 de enero de 2019 en: https://www.psicologia-online.com/como-hacer-amigos-nuevos-a-los-40-3842.html